GESTIÓN DEL ESTRÉS y BIOFEEDBACK

GESTIÓN DEL ESTRÉS y BIOFEEDBACK

“Vivo a caballo entre Bilbao y París”. “Tengo una reunión muy importante en Frankfurt para este jueves y hoy he quedado con la abogada de la empresa para ultimar detalles”. “Dos meses en Argentina recorriendo parajes solitarios buscando ubicaciones, estoy agotado”. Cuando hombres y mujeres se quejan de la presión laboral con la que conviven, no sólo están verbalizando las dificultades de su trabajo, sino todo lo que dejan detrás cuando están lejos: familia, amigos, aficiones… Suelen tener el tiempo muy limitado para sí mismas. Aprovechan para descargar adrenalina jugando al pádel, corriendo para preparar una carrera o en el gimnasio. Quieren cuidarse.

A veces la competitividad laboral es tan brutal que un pequeño contratiempo fortuito envuelto entre tanta presión puede provocar una crisis de ansiedad, graves problemas de sueño o dolores en diferentes partes del cuerpo. Muchos profesionales preparados para el esfuerzo continuado en pos de un objetivo necesitan “parar”tras una crisis de ansiedad. En psicoterapia sabemos que para cuidarnos también son necesarias técnicas que sirven para controlar el estrés y devolvernos el equilibrio físico y mental que necesitamos. Una de estas técnicas es el biofeedback, que nos permite entrenar algunas de las variables fisiológicas relacionadas con el estrés.Uno de nuestros pacientes, un joven profesional, aprendió a “parar”, gracias al entrenamiento recibido en respiración abdominal y ritmo cardíaco, la crisis que se le venía encima al cerrase las puertas del avión que le llevaba a París a una importante reunión de trabajo. Empezó a respirar tal como habíamos entrenado en consulta. En aquel crítico momento se vio perfectamente capaz de controlar su angustia. El éxito de su entrenamiento le había devuelto la seguridad que necesitaba. Llegó a la reunión de París tranquilo llevando a cabo su trabajo.

Norma Larrea
Psicóloga Clínica

Compartir esta publicacion