El “Bullying”: ESTAR ATENTOS, ESTAR ALERTA

El “Bullying”: ESTAR ATENTOS, ESTAR ALERTA

Cuantas veces hemos hecho daño a un compañero o compañera con una palabra, un gesto o una simple acción. Normalmente, cuando esto ocurre es debido a que la ira, la impotencia o el miedo se han hecho con el control. Otras veces, sin embargo, nos sorprende el dolor del otro. Sentimos entonces un vuelco interior que nos hace ser conscientes del daño infringido.

Cuando nos duele el dolor del otro eso es empatía. Para sentir empatía tenemos que estar atentos, prestar atención: escuchar y también observar para poder entender al otro.

Los neurocientíficos han encontrado el sustrato físico de la empatía. Reside en las “neuronas espejo”, que se activan cuando estamos atentos al otro.

En las escuelas y en las casas debemos estar atentos, alerta, con las neuronas espejo activadas. Docentes, padres, madres y alumnos, todos juntos prestando atención y siendo conscientes del otro, para no caer en la crueldad inconsciente que muchas veces da como triste resultado acoso escolar o acoso entre iguales.

Según dicen los datos, el “bullying”, está en el origen del 30% de las futuras depresiones o problemas emocionales de los adultos. Genera baja autoestima e inseguridad y puede provocar más crueldad y más acoso, en un círculo infernal de sufrimiento innecesario.

Cuando trabajamos haciendo terapia, la empatía y la atención son el material base sobre el que reconstruimos la autoestima del otro.

Norma Larrea
Psicóloga Clínica Infanto-Juvenil

Compartir esta publicacion