Tratamiento de la Depresión

¿ES NECESARIO TRATAR UNA DEPRESIÓN?

La depresión es una enfermedad médica y como tal puede y es  necesario tratarla.En la  actualidad disponemos  de un amplio número de estrategias terapéuticas eficaces. El riesgo de que una depresión   no consiga recuperarse  se incrementa cuando no recibe tratamiento o este tratamiento no es adecuado.

¿POR QUÉ UN TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO?

  • La depresión es una enfermedad compleja  en cuyo origen intervienen diferentes factores biológicos y del entorno que se relacionan entre si.
  • Los cambios biológicos que se dan en la depresión provocan gran parte de los  síntomas. Los fármacos actúan sobre estos cambios para compensarlos o normalizarlos y mejorar con ello la enfermedad.

QUÉ SON Y QUÉ NO SON LOS ANTIDEPRESIVOS

  • Los antidepresivos son fármacos para el tratamiento de la depresión que actúan sobre los neurotransmisores, que son sustancias que regulan la actividad cerebral permitiendo la transmisión de la información entre las células nerviosas.
  • Los antidepresivos de los que disponemos son fármacos eficaces y seguros,  se asocian a muy pocas interacciones, por lo que pueden combinarse  con prácticamente cualquier otro medicamento.

 

LA IMPORTANCIA DE CUMPLIR EL TRATAMIENTO

Es importante realizar un buen cumplimiento del tratamiento. El no cumplimiento del tratamiento incrementa riesgo de que la evolución de la depresión  sea negativa.

PSICOTERAPIA

-La psicoterapia  es un tratamiento efectivo  de depresión. Sus objetivos son la mejoría de los  síntomas depresivos o reducir el riesgo de potenciales recaídas. También se puede  incidir sobre aspectos como la forma de comportarse  o pensar, rasgos de personalidad, o en sus relaciones sociales  o familiares. La combinación de psicoterapia y tratamiento farmacológico no es incompatible, al contrario, puede ser muy recomendable.

CREENCIAS NEGATIVAS SOBRE LOS ANTIDEPRESIVOS

-Los efectos adversos de los antidepresivos sobre la salud son en general leves y transitorios. Los  antidepresivos no cambian su personalidad. Los antidepresivos no son fármacos que puedan provocarles adicción o dependencia

RIESGOS DE LA  AUTOMEDICACIÓN

-La automedicación es un motivo  de tratamiento inadecuado, además se asocia a riesgo de abuso o dependencia y a la aparición  de efectos adversos graves o interacciones con otros fármacos

HOSPITALIZACIONES

-En la mayoría de los casos, la depresión puede tratarse de manera  ambulatoria; no obstante, en algunas ocasiones determinadas es preferible realizar un ingreso hospitalario especialmente en depresiones graves o con un importante riesgo físico o de suicidio

EXPECTATIVAS Y OBJETIVOS DEL TRATAMIENTO

  • El objetivo principal del tratamiento de la depresión es conseguir que  usted se libre completamente de los síntomas que padece  
  • También el tratamiento debe conseguir que recupere  su nivel de funcionamiento familiar, social y laboral.
  • No todos los pacientes  que padecen  depresión mejoran tras un primer tratamiento antidepresivo; no obstante, mantener el tratamiento y ensayar nuevas opciones permite la recuperación de  la gran mayoría de pacientes

SEGUIMIENTO

Las visitas de seguimiento permiten a su médico realizar  el control de la evolución de la enfermedad. Esto permitirá realizar las modificaciones  del tratamiento y determinar la duración del mismo. También la valoración  y control  de los síntomas y de los efectos adversos del tratamiento.

PERÍODO DE LATENCIA

Los antidepresivos tardan en ser efectivos un tiempo que oscila entre 2 y 4 semanas

DOSIS UTILIZADAS

Los antidepresivos pueden utilizarse a diferentes dosis, en las cuales estos fármacos han demostrado ser efectivos y seguros

FASES/ DURACIÓN DEL TRATAMIENTO DE UN EPISODIO DEPRESIVO

  • En el tratamiento de la depresión distinguimos diferentes fases. En primer lugar, existe el tratamiento  agudo, cuyo objetivo es conseguir que usted  esté completamente libre de los síntomas. Tras el tratamiento agudo se realiza el tratamiento de continuación y mantenimiento, cuyo objetivo es conseguir estabilidad y reducir el riesgo de nuevas  depresiones
  • Tras sufrir un episodio depresivo hay bastantes probabilidades de que la enfermedad reaparezca de nuevo, por este motivo es necesario que el tratamiento se prolongue a pesar de que usted ya se sienta bien.
  • La duración del tratamiento depende del número de  depresiones que usted haya padecido. Cuantas más  depresiones  haya sufrido, existe más riesgo de padecer una nueva depresión. Se recomienda que tras  un episodio, el tratamiento  dure 6 y 12 meses;  tras dos episodios depresivos. 2 años, y si ha sufrido tres o más episodios mantener el  tratamiento un tiempo indefinido.

EFECTOS ADVERSOS

  • Los efectos adversos relacionados con el tratamiento antidepresivo  suele  aparecer al poco  tiempo de empezar el tratamiento y son leves y transitorios.
  • En ocasiones, con menor frecuencia, pueden aparecer otros efectos adversos más persistentes y que pueden requerir la  supervisión de su médico. Estos incluyen las alteraciones sobre  la función sexual o el aumento de peso y la  aparición de ideas y conducta de tipo suicida.
  • Informar de estos síntomas es positivo, dado que reduce el riesgo de abandono del tratamiento y facilita su abordaje.

RETIRADA DE LA MEDICACIÓN

  • La retirada o suspensión del fármaco debe realizarse de forma progresiva.
  • La retirada brusca del fármaco puede provocar un conjunto de síntomas, como dolor de cabeza, mareo, sofocaciones, náuseas, inquietud, sensación de acorchamiento en alguna extremidad o diarrea. Estos síntomas aparecen rápidamente tras la retirada u olvido de la medicación y desaparecen a los pocos días. No tiene que confundirlos con la recaída.