Las nueces y el funcionamiento del cerebro

05/03/2012

Nuestras dietas siempre han incorporado los frutos secos en ellas especialmente las nueces por ser uno de los alimentos más ricos en en ácido alfa-linolénico, el acido graso omega 3. ahora, la investigación científica avala nuestra clínica.
Un estudio publicado en el Journal of Alzheimer’s Disease muestra que el consumo de alimentos ricos en polifenoles, propios de la dieta mediterránea, se asocia con una mejor función cognitiva en personas ancianas con alto riesgo cardiovascular. 
La  Dra. Cinta Valls-Pedret, del equipo del Dr. Emilio Ros, jefe de la Unidad de Lípidos del Hospital Clínic de Barcelona,  forma parte del ensayo PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea), un proyecto pionero de intervención nutricional con dieta mediterránea para la prevención de enfermedades cardiovasculares y otras patologías frecuentes en personas de alto riesgo.
Este estudio muestra un nuevo beneficio de los antioxidantes de las nueces, la mejora de la memoria de trabajo en personas ancianas con factores de riesgo cardiovascular. Esta memoria se define como el sistema que permite el almacenamiento a corto plazo de la información para realizar tareas verbales y no verbales, como el razonamiento y la comprensión, y determina que estén disponibles para procesamientos de la información posteriores.