Nutrición

Comida.

Llámese COMIDA, CENA, ALMUERZO o MERIENDA, debe estar estructurada dentro del siguiente marco:

  • Debe hacerse sentado y evitando estímulos físicos intensos (frío, calor, ruido).
  • Se tiene que valorar la temperatura, la sal, las especias, la preparación (cruda, cocida, frita), el equilibrio, la sencillez o complejidad. Son múltiples las variedades según las posibilidades de los alimentos; no obstante, deben basarse en cereales (pan), lácteos (queso), legumbres (alubias, garbanzos, lentejas, habas y guisantes), verduras como acompañantes, la serie animal (pescados, carnes, huevos) y frutas.

La moda de la dieta hipocalórica y el "colesterol" ha generado una epidemia de "hambre" yatrogénica.

Los síndromes anoréxico y bulímico no son descritos en este capítulo, ya que tienen entidad propia por ser alteraciones de la conducta alimentaria. La anorexia provoca el deterioro del mecanismo de crecimiento y maduración; su complejidad, abordaje, tratamiento e, incluso, la dificultad de su diagnóstico, en el que cada vez se implican mayor cantidad de factores, la apartan de los cuadros de higiene alimenticia y de los de alteración del control de impulsos. En cambio, entre la bulimia (como síndrome) y las conductas bulímicas hay que efectuar diagnóstico diferencial, ya que se dan conductas bulímicas compensatorias con excesos casi siempre nocturnos en alteraciones de dietas hipocalóricas, hipograsas o en cambios de ritmos alimenticios, muchas veces dirigidos a hidratos de carbono (azúcares) por agotamiento de glucosa, magnesio y otros.