Aminoacidograma

Implicaciones Funcionales:

El Sistema Nervioso Central está regulado casi completamente por aminoácidos y péptidos. Algunos de ellos cumplen la función de neurotransmisores a nivel de la sinapsis neuronal. De esta función se deriva su mayor importancia para el estudio de trastornos orgánicos, psíquicos y psicorgánicos. Estos aminoácidos son: glicina, ácido gamma aminobutírico (GABA), glutamato, aspartato y taurina.

Los aminoácidos esenciales que más problemas crean en la sociedad humana por la incidencia de su déficit en la dieta son el triptófano, la lisina y la metionina, ya que se encuentran en cantidades muy pequeñas, insuficientes en los cereales que es la principal base nutricional de gran parte de la humanidad.

El triptófano es el precursor de la Serotonina y ésta a su vez lo es de la Melatonina (Glándula Pineal), el triptófano es capaz de atravesar la barrera hematoencefálica, la serotonina no. La deficiencia de triptófano se encuentra en pacientes deprimidos y en los suicidas. La fenilalanina es precursor de la tirosina y ésta a su vez del DOPA que se transforma en CATECOLAMINAS. También es un constituyente de los neuropéptidos cerebrales, muchas drogas de las que conocemos como psicotropas contienen fenilalanina. El aumento de fenilalanina está asociado con cambios de humor, dolor de cabeza, convulsiones. Cuando hay deficiencia de este aminoácido la tirosina y la cisteína se hacen esenciales.

La metionina es precursor de la cisteína y ésta de la taurina y serina. La histidina es precursor de la HISTAMINA. La leucina y la lisina son los únicos aminoácidos esenciales a partir de los cuales no se forma glucosa, la leucina es responsable de algunas hipoglucemias en los neo natos, es el aminoácido que más desciende cuando se realizan ejercicios físicos prolongados. Las histidina y la arginina son aminoácidos esenciales durante la lactancia y la infancia, intervienen en el crecimiento celular y acelera la reparación de tejidos.