Biofeedback y Neurofeedback en el Entrenamiento Deportivo

Aprende a alcanzar un estado que combine la claridad mental y energía sostenida con una sensación de calma y participación activa

Los programas de entrenamiento para deportistas de elite y profesionales han evolucionado considerablemente en los últimos años. Antiguamente los deportistas simplemente entrenaban practicando su deporte. Hoy en día, el entrenamiento deportivo es complejo e incluye componentes físicos y mentales. Deportistas tanto a nivel amateur como profesional pueden beneficiarse del uso del entrenamiento fisiológico de máximo rendimiento como una parte de su entrenamiento global. Añadir un componente fisiológico al programa de entrenamiento permite tanto al deportista como al entrenador ver sus progresos.

Hay una relación estrecha entre desempeño físico y mental en el rendimiento deportivo. En este contexto el desarrollo de una amplia variedad de habilidades mentales, como la focalización y la concentración mejoran  el rendimiento deportivo. La focalización significa la atención selectiva y la concentración es la atención completa en el tiempo.

El objetivo del biofeedback es la reducción del estrés, la ansiedad y la tensión muscular antes, durante y después de la competición.

Entrenamiento fisiológico de maximización del rendimiento es  medible y controlable

Los pensamientos y emociones del deportista producen cambios en la fisiología que son medibles y controlables. El Entrenamiento fisiológico de maximización del rendimiento usa un equipo que monitoriza gran variedad de variables fisiológicas (Variabilidad cardiaca, conductancia de la piel, respiración, temperatura periférica, tensión muscular, Ondas Cerebrales) y retroalimenta esta información al ordenador en tiempo real. Los  deportistas pueden ver cómo su cuerpo reacciona a las emociones y el estrés y pueden aprender cómo controlar estas reacciones reduciendo el efecto que tienen en su rendimiento.

El Biofeedback y neurofeedback es una herramienta importante para:

1-      Enseñar y entrenar al deportista a controlar su nivel de activación fisiológica

2-      Entrenarle a manejar las emociones y los cambios de estado de ánimo

3-      Asegurara la disposición fisiológica del cuerpo para conseguir el rendimiento máximo.

“Si un competidor maneja el estrés mejor que tú, va por delante”

Los deportistas que unan este tipo de entrenamiento alcanzan un estado que combina la claridad mental y la energía mantenida con una sensación de calma interior y activación máxima. Los deportistas logran alcanzar este estado siempre que lo necesitan.