Tratamiento de Fobias con Realidad Virtual

Ventajas de la Realidad Virtual

Frente a la exposición en imaginación:

  • La Realidad Virtual es más inmersita, ya que se estimulan varias modalidades sensoriales (auditivas, visuales y vestibulares), lo cual resulta muy conveniente para aquellas personas que tienen problemas para imaginar.
  • La Realidad Virtual permite al terapeuta saber en cada momento lo que el paciente esta viendo, y por tanto puede saber con mayor precisión qué estímulo está provocando la respuesta de miedo.
  • La Realidad Virtual permite reducir el número de sesiones respecto al tratamiento de exposición en imaginación.

Frente a la exposición en vivo:

  • La Realidad Virtual permite ofrecer exposición a aquellas personas que se niegan a someterse a la exposición en vivo porque les resulta demasiado difícil o amenazador.
  • Ofrece un mayor grado de confidencialidad, en el sentido de que el tratamiento se hace en consulta, por lo que la persona no tiene porqué temer que si la exposición se realiza en un ambiente público, los demás puedan conocer su problema.
  • Permite diseñar a medida la jerarquía de exposición, con lo que la persona puede exponerse a prácticamente todas las situaciones posibles.
  • Es segura, en tanto que la persona (y el terapeuta) controlan en todo momento lo que ocurre en el ambiente virtual, cosa que en muchas ocasiones depende del azar en las exposiciones en vivo.
  • Se puede repetir la exposición a una situación todas las veces que sea necesario hasta conseguir que la ansiedad baje.
  • La exposición se hace en la propia consulta, lo que la convierte en más rentable en términos de tiempo y dinero (piénsese, por ejemplo en la fobia a volar).
  • La gran cantidad de situaciones reales permite personalizar el tratamiento (más de 100).