Trastornos de la conducta Alimentaria

Tratamiento de los trastornos de alimentación

La elección del tratamiento vendrá determinada por las conductas específicas que presente la persona diagnosticada.

En general, se pueden citar como objetivos del tratamiento los siguientes:

 

  • Proporcionar ayuda a las personas afectadas por esta enfermedad para que puedan conocer los mecanismos y síntomas de la misma y así cooperen activamente en su rehabilitación física y psicológica.

  • Proponer y seguir programas de rehabilitación nutricional adecuados para recuperar unos parámetros normales de peso.

  • Informar a cada paciente sobre los riesgos de sus patrones alimentarios y proporcionarles apoyo individual y familiar para modificarlos.

  • Analizar con cada paciente sus pensamientos en relación con sus hábitos alimentarios, señalando aquellas distorsiones cognitivas que puedan estar favoreciendo sus conductas inadecuadas y los efectos negativos.

  • Abordar los aspectos que están produciendo insatisfacción con la imagen corporal, consiguiendo así que pueda desechar los pensamientos erróneos sobre ésta y vaya disminuyendo la ansiedad que le provoca la exposición cotidiana a situaciones relacionados con su cuerpo.

  • Mejorar el funcionamiento interpersonal y social.

  • Prevención de recaídas.