Técnicas de relajación

¿Qué beneficios aporta la relajación y gestión del estrés?

La relajación tiene tres objetivos, cada uno de los cuales aporta una serie de beneficios:

 

  • Como medida de prevención, para proteger a los órganos del cuerpo de un desgaste innecesario, y en especial a los órganos implicados en las enfermedades relacionadas con el estrés.

  • Como tratamiento, para facilitar el alivio del estrés en condiciones tales como hipertensión, dolor de cabeza, insomnio, asma, deficiencia inmunitaria, ansiedad, etc.

  • Como una técnica para hacer frente a las dificultades, para calmar la mente y permitir que el pensamiento sea más claro y eficaz. El estrés debilita mentalmente a las personas; la relajación facilita el restablecimiento de la claridad de pensamiento. La información positiva almacenada en la memoria resulta más accesible cuando la persona está relajada.