Mediación Familiar

La mediación es un proceso que consiste en la intervención de terceras personas (mediador) neutrales e imparciales que ayudan a los implicados en el conflicto a buscar soluciones por si mismas. El mediador facilita la comunicación entre las partes para que generen alternativas y opciones de solución al conflicto que presentan, llegando a acuerdos creados por ellos mismos que satisfacen sus intereses particulares.

El proceso de mediación puede producirse antes de un proceso judicial, durante el proceso (paralizándose éste) o tras la sentencia judicial con el fin de solicitar un cambio acordado por ambas partes