Trastornos con déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH)

El electroencefalograma (EEG) es una prueba de neuroimagen funcional que permite valorar el grado de maduración bioeléctrico cerebral de forma cualitativa y sirve para el diagnóstico diferencial con otros trastornos que modifican el nivel de consciencia y también es de utilidad diagnóstica en alteraciones estructurales del Sistema Nervioso Central.

El Electroencefalogarma cuantificado (QEEG), también llamado Cartografía Cerebral o “mapeo cerebral” es igualmente una prueba de neuroimagen funcional  permite conocer el grado de activación eléctrica de la corteza cerebral mediande su representación en mapas cromáticos.

Con la Cartografía y el EEG se puede ver si el grado de maduración del cerebro del niño es el adecuado, ya que la hiperactividad se asocia con retrasos en la maduración cerebral debido a una disfunción neurobiológica (concretamente del circuito cerebelo-tálamo-estriado- frontal) y para el diagnóstico diferencial.

La cartografía cerebral registra la actividad eléctrica a partir de electrodos colocados en el cuero cabelludo. Se valora mediante parámetros (la potencia absoluta, la potencia relativa, la frecuencia media y coherencia) el grado de maduración bioeléctrica cerebral de una manera cuantitativa.

 

 

 

 

Bibliografía:

Cerebral mapping and attention-deficit hyperactivity syndrome.

Valdizán Usón JRNavascués Sanagustín MASebastián Guerrero MV.