Trastornos con déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH)

Entre el 70% y 90% de los casos de TDAH presentan un patrón de características electroencefalográficas comunes a todos ellos, una menor actividad cortical en zonas frontales y centrales medias del cerebro. Es decir, presentan una proporción elevada de ondas theta y una proporción reducida de ondas alfa y beta y por tanto una elevada ratio theta/alfa y theta/beta.

Este patrón quiere decir que estos niños/as o jovenes presentan un incremento de actividad o de excitación y en cambio presentan una disminución del estado de focalización/concentración, calma o relajación lo que se traduce en falta de atención, impulsividad o hiperactividad.

 Por medio del entrenamiento cerebral con Neurofeedback el niño/a o joven puede cambiar su patrón de ondas cerebrales . Se le entrena en controlar las funciones sobre las que normalmente no tiene un control consciente como la focalización de la atención, la planificación, la consecución de objetivos en función de refuerzos, el autocontrol.

PROTOCOLO

1- Es imprescindible comprobar el diagnóstico de TDAH y descartar falsos positivos.

Nuestro equipo multidisciplinar: psiquiatras, psicólogas, neuropsicólogas, y pediatra realiza un protocolo de pruebas y consultas para el diagnóstico del TDAH. En el caso de que venga diagnosticado por otro centro/profesional se revisará la información sobre el diagnostico para corroborar o confirmar el mismo o sugerir la necesidad de realizar pruebas adicionales.

 2. En todos los casos, diagnosticados previamente o no, se realiza el perfil de neurofeedback del paciente para determinar el estado cerebral.

 3.  En base al perfil de neurofeedback se establecerá el tratamiento personalizado.

COMO CAMBIAR EL PATRON DE ONDAS CEREBRALES

Tanto para la realización del perfil como para las sesiones de entrenamiento se le coloca un sensor al paciente en el cuero cabelludo y en cada uno de los lóbulos de la oreja. Estos sensores recogen información sobre la actividad  eléctrica de su cerebro en tiempo real y lo traslada a un software que traslada esta información en forma visual y auditiva.

El paciente tiene que realizar una serie de ejercicios similares a los de un videojuego con su  mente (sin teclado, ratón,…) y cada vez que va logrando el patrón de ondas objetivo va  avanzando en el juego y recibiendo recompensas auditivas. Es decir el juego le va informando de los logros que va alcanzando.

 El entrenamiento es gradual por lo que es imprescindible completar el tratamiento para generar el cambio deseado.

CARACTERÍSTICAS

- Esta técnica se puede combinar con otros tratamientos: farmacológicos, psicoterapia,….
- Técnica no invasiva (no se producen estímulos eléctricos, ni se utilizan agujas)
- No produce efectos secundarios
- La evolución del tratamiento es medible cuantitativamente y con datos objetivos
- Esta técnica incorpora la última tecnología en información cerebral