Problemas de conducta

La característica esencial de un trastorno de conducta es un mal comportamiento que es serio, repetitivo y persistente. Los niños, niñas y adolescentes con el trastorno de conducta son muy visibles y presentan un grupo complicado de problemas emocionales y de comportamiento.

Diagnosticar el trastorno de conducta puede ser un dilema porque los niños y niñas cambian constantemente, esto hace difícil distinguir si el problema es lo suficientemente persistente para clasificarlo como un diagnóstico clínico. El diagnostico empieza por una historia detallada del comportamiento del niño, niña o joven por parte de los padres y maestros; observaciones clínicas del comportamiento por parte del profesional clínico y una evaluación psicológica. En algunos casos, lo que parece ser un trastorno de conducta puede asociarse o enmascarar otras problemáticas como trastornos del estado de ánimo, ansiedad, estrés, consumo de drogas, trastorno de déficit de atención con hiperactividad y trastornos del aprendizaje, lo que aumenta la necesidad de un diagnóstico y un tratamiento tempranos.

El tratamiento a tiempo puede evitar problemas futuros y dependerá de la edad, la gravedad de los síntomas y las características familiares entre otros factores. Este tratamiento puede incluir uno o varios de los siguientes abordajes:

    Abordajes cognitivo conductuales

  • El objetivo del tratamiento cognitivo conductual es aumentar la capacidad del paciente para resolver los problemas y sus habilidades para comunicarse, así como promover técnicas para controlar los impulsos y la ira.
  • Terapia familiar

  • Generalmente, la terapia familiar tiene como objetivo la introducción de cambios dentro del sistema familiar, como por ejemplo, mejorar la capacidad de comunicación y fomentar la interacción entre los miembros de la familia.
  • Terapia de grupo con pares

  • La terapia de grupo con padres a menudo se centra en el desarrollo de las habilidades sociales e interpersonales.
  • Medicación

  • Si bien no se consideran eficaces para los trastornos de la conducta, pueden utilizarse medicamentos si se presentan otros síntomas o trastornos que responden al medicamento.