Gestión del Estrés

 

El estrés es la condición o sensación que se experimenta cuando las demandas apremiantes sobre un individuo exceden las habilidades de afrontamiento personal y recursos sociales que él o ella puede movilizar.
Como todos sabemos, el estrés juega un papel importante en nuestra vida cotidiana. Aparte de ser asociado con las enfermedades del corazón, un sistema inmune débil, dolores de cabeza y noches de insomnio, el estrés también se asocia con problemas de salud cerebral.
La memoria y otros procesos cognitivos pueden disminuir gradualmente a medida que muchos se hacen mayores, pero la investigación en las últimas décadas muestra que aquellos que experimentan niveles persistentes o altos de estrés son especialmente vulnerables a deterioros de memoria.
Nuestra capacidad para enfocar, concentrarnos y recordar tiene mucho que ver con la cantidad de estrés emocional que estamos viviendo. El estrés emocional tiene un impacto importante en nuestras funciones cognitivas inmediatas y de largo plazo. El estrés crónico no aliviado puede producir cambios cognitivos: problemas con el pensamiento, la memoria, la concentración y el comportamiento. Estos cambios pueden influir en muchos aspectos de nuestra vida, como nuestra habilidad para trabajar o incluso para completar las tareas de todos los días (es decir, conducir, cocinar, cuidar de los demás).
La regulación del estrés te da la capacidad de disfrutar de la vida al mejorar la capacidad de enfrentarnos con éxito a las situaciones físicas, químicas y emocionales/afectivas con éxito.

El Programa de mejora del Rendimiento Cerebral incorpora una medición del estrés de la persona con técnicas de Biofeedback a partir de las cuales se obtiene el perfil de Estrés y se establece el plan de entrenamiento para gestionar adecuadamente el estrés diario.