Entrenamiento Cerebral

 

A menudo se confunde el ejercitar el cerebro con realizar actividades estimulantes, novedosas y que suponen un grado de dificultad. Actividades como aprender un idioma, utilizar el ratón con la mano contraria a la habitual aumentan nuestra reserva cognitiva y aunque mejoren ciertas funciones cerebrales no son actividades dirigidas a un objetivo concreto de mejora de funciones cognitivas como la memoria, atención,... Está muy bien realizarlas pero además si queremos mejorar áreas concretas de memoria, planificación, velocidad de proceso deberemos realizar un entrenamiento específico.

Cualquier Programa de Ejercicios de Entrenamiento Cerebral debe abordarse desde un punto de vista multidisciplinar y adaptado a cada persona y por tanto debe partir de una evaluación neuropsicológica previa.

Para que un programa de ejercicios de entrenamiento cerebral mejore nuestras funciones cognitivas debe cumplir con las siguientes premisas:

1. Debe contemplar un objetivo, es decir que pretenda cubrir una necesidad específica importante en la vida real, como por ejemplo un aumento de la velocidad de proceso, una gestión adecuada del estrés diario, la planificación de tareas,...

2. Debe realizarse durante un tiempo determinado. Al igual que en la actividad física, donde de nada sirve para mejorar nuestro rendimiento físico ir un mes al gimnasio la actividad mental requiere de cierto tiempo para empezar a notar cambios.

3. Debe contemplar retos y añadir dificultad progresivamente.

Nuestros Programas de entrenamiento cerebral incorporan las siguientes técnicas:

a. Ejercicios/juegos neuropsicológicos por ordenador

b. Neurofeedback para mejora de la concentración y la atención

c. Psicoterapia para entrenar habilidades de regulación emocional